Download La Psicologia de Los Objetos Cotidianos Spanish by Donald A. Norman PDF

By Donald A. Norman

Infrequent booklet: expense in USD

Show description

Read or Download La Psicologia de Los Objetos Cotidianos Spanish PDF

Best decorative arts & design books

Japanese Emblems and Designs

Nearly 800 mon (emblems or crests) mix usual and geometric types for awesome results. perfect for layout, jewellery, mosaics, and extra.

Victorian fashion accessories

'Victorian type components' takes the reader on a travel of the realm of women's components and, in doing so, offers a sweeping view of 19th-century British cultural historical past. summary: An available and energetic examine of Victorian model components as instruments of flirtation and symptoms of sophistication, political ideology, chastity and respectability.

Additional resources for La Psicologia de Los Objetos Cotidianos Spanish

Sample text

El resultado es que la culpa o el mérito se pueden evaluar con casi total independencia de la realidad. En esto es donde la aparente sencillez de los objetos cotidianos causa problemas. Supongamos que trato de utilizar un objeto cotidiano, pero no lo logro: ¿quién tiene la culpa, mi acto o el objeto? Tenemos tendencia a echarnos la culpa a nosotros mismos. Si creemos que otros pueden utilizar el mecanismo y si creemos que no es muy complejo, entonces concluimos que toda dificultad debe de ser culpa nuestra.

Los mandos están donde tienen que estar. Una función, un mando. Claro que es más difícil hacerlo que decirlo, pero fundamentalmente, ése es el principio de la topografía natural: la relación entre los mandos y los actos debe ser evidente para el usuario. Más adelante volveré a ocuparme de este tema, pues el problema de determinar la «naturalidad» de la cartografía es difícil, pero clave. Ya he descrito la facilidad con que en general se utilizan los mandos mi coche. De hecho, el coche tiene muchos problemas.

No encontré sitio donde aparcar cerca del trabajo porque llegaba tarde. Y después, con tantas prisas, se me cayeron todos los papeles en la calle y se ensuciaron. Después, cuando fui a buscar un café a la máquina de la oficina, se había acabado. Nada de eso era culpa mía; lo que pasó es que tuve una racha de mala suerte. Sí, traté con descortesía a mis colegas, pero, ¿qué haría cualquier otra persona en las mismas circunstancias? Seguro que me comprenden». Pero los colegas de Pepe lo ven de forma diferente.

Download PDF sample

Rated 4.27 of 5 – based on 31 votes
 

Author: admin